La planta de reciclado de la cooperativa Común Unidad de Recuperadores Argentinos (CURA – FACyR) de Mar del Plata continúa por segundo día consecutivo el paro debido a la disminución del material reciclable que reciben y la ausencia de un complemento salarial que les permita llegar a fin de mes con un salario digno.

Además los trabajadores exigen al gobierno municipal que cumpla con su compromiso de articular la separación de residuos para mejorar el funcionamiento de la recolección diferenciada que les permita un mayor volumen de trabajo.

La falta de campañas de concientización social sobre la separación en origen y el no cumplimiento de la recolección diferenciada por parte de la empresa “9 de julio” son las causas principales de la baja de productividad que golpea el bolsillo de los trabajadores. El gobierno reconoce estos problemas pero todavía no muestra compromiso para darle solución al conflicto y los trabajadores esperan respuesta para poder trabajar dignamente.

Los trabajadores de CURA enmarcados en la Federación de Cartoneros y Recicladores (FACYR) habían conseguido con esfuerzo salir del basural a cielo abierto para poder desarrollar sus labores en la planta y nunca dejan de luchar para continuar incluyendo a los compañeros que todavía están en malas condiciones, por esto reclaman al gobierno municipal y nacional que no vacíen el sistema.

Sergio Sanchez, presidente de FACYR en la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), denunció: “La situación que viven estas familias es angustiante. no vamos a permitir que pisoteen los derechos que tanto nos costó conseguir. Vamos a ir por más trabajo digno para todos los recuperadores marplatenses”.