Dos jóvenes que llegaban de un viaje a la Terminal de Ómnibus este domingo se subieron a un taxi con el propósito de que éste las lleve a su casa. En el trayecto, el conductor se desvió del camino, se dio vuelta, las miró y les dijo: “Chicas, no aguanto más. ¡Qué rico perfume tienen!” y se les abalanzó. Afortunadamente, las chicas pudieron escapar y efectuar la denuncia, sabiendo que quizá otras mujeres no puedan correr con la misma suerte. El hombre conducía un vehículo Renault Logan con patente “LIE719”, licencia 2082.

Según contaron las dos jóvenes, se tomaron el taxi que estaba en la parada de la terminal cerca de las 19 horas. “El tipo que manejaba ya estaba en una actitud sospechosa, como nervioso… por lo cual me llamó bastante la atención”, dijo una de ellas.

En el trayecto, el conductor se dirigió a la zona de 3 de febrero y ex Teodoro Bronzini -calle sin salida por las vías-, allí disminuyó su velocidad, se dio vuelta, y les dijo que “no aguantaba más”. Inmediatamente, las dos chicas se tiraron del auto y una de ellas empezó a gritar y pedir auxilio. Salió un vecino y el acosador se fue rápidamente del lugar.

“Por suerte íbamos las dos juntas, tuvimos una reacción super rápida y nos pudimos tirar del auto si no, no se que podría a ver pasado”, reflexionó una de ellas.