Así se expresó el secretario general de Luz y Fuerza Mar del Plata sobre el anuncio del aumento de la tarifa eléctrica del 58%, aprobado por el Gobierno Provincial recientemente y que afectará notoriamente la economía de los habitantes y perjudicará al comercio.

De movida, Rigane recordó que esta decisión, “es la confirmación de lo que venimos anunciando desde antes de marzo. Este es un aumento que tendría que haber comenzado el 1° de marzo porque así se definió en las famosas audiencias públicas realizadas en Olavarría y La Plata. Este aumento no se produjo en aquel momento por la situación social que vive el país, producto de las políticas de ajuste, y por ese motivo se estuvo postergando. Esta semana, por presión de las empresas privadas de la provincia que están en manos de un único grupo empresario, quienes comenzaron a anunciar que iban a hacer inversiones por cientos y miles de millones de pesos en distintos plazos, se ve que el Gobierno provincial se ha visto presionado y ha ratificado el aumento de tarifas que estaba previsto para aquella fecha, que tendrá vigencia a partir de ahora. Es un aumento del 58 por ciento, que va a incidir de manera significativa en la boleta de luz”.

En ese mismo sentido, el dirigente de Luz y Fuerza remarcó: “El cargo fijo que hoy es de $16,72, si sube casi el 60%, va a estar cerca de $26 o $27. Y una factura de una tarifa residencial que consuma que consuma 160Kw/hr por mes, va a pasar de pagar cerca de $300 a $450 por mes. Otra factura, con consumo de 250Kw/hr por mes, tendrá un incremento de $500 que paga hoy, a más de $750 por mes. Estamos en un incremento sumamente importante y significativo que va a impactar en lo que hoy estamos pagando mensualmente. Recordemos que la facturación fue dividida de bimestral a mensual, para que los impactos de los aumentos del año pasado se sintieran menos”.

Acto seguido, Rigane agregó: “Este aumento tiene impacto mensual, por lo tanto los incrementos se verán mes a mes. Esta realidad que tenemos con la tarifa responde al criterio de seguir viendo a la energía como una mercancía, como un commodity, no como un bien social y un derecho humano como reivindicamos nosotros. El eje sigue siendo que el que tiene plata y pueda pagar la tarifa, pueda acceder y el que no tiene, no accede porque no puede pagar. Para nosotros, sin plantear que tiene que ser gratuito, bajo ningún punto de vista, tiene que tener un precio que no sea de mercado, sino que permita que la gente acceda. Porque acceder a la electricidad, al gas y al agua significa la posibilidad de tener una vida digna que es lo que aspira cualquier ciudadano”.

Con respecto a la proyección que esta medida tendrá en el comercio y la industria, Rigane aseguró que “seguramente va a ser trasladado y tendremos que ver cuál va a ser el impacto final del incremento tarifario en los comercios. Para eso tendremos que ver el desarrollo de la tarifa, ver cómo se implementa y cuáles son los incrementos. Acá se habla de aumentos generales, promedio. Ahora habrá que ver la tarifa y aplicarla de acuerdo a esos incrementos que se han establecido, que no los conocemos aún porque no lo tenemos en la mano. Por ejemplo, el aumento de la tarifa estacional, no sabemos si será del 58 por ciento o quizá será mayor”.

Consultado respecto de que este aumento sea mayor al promedio nacional y más cerca de lo que habían solicitado las distribuidoras, si se trata de un triunfo para las empresas privadas, el dirigente sostuvo: “seguramente, y además después de 20 años de las privatizaciones volvemos a tener un único dueño para toda la distribución provincial. Recordemos que las privatizaciones vinieron con el discurso de romper con el monopolio –natural- del Estado, porque era ineficiente y no se podía ocupar de eso. De aquella decisión de romper con el monopolio estatal, hoy terminamos teniendo un único dueño para la distribución en la provincia: EDEN en zona de San Nicolás, EDES en zona Bahía Blanca, EDEA en Mar del Plata y EDELAP en zona La Plata, pertenecen a un mismo grupo económico que a la vez es uno de los dueños de EDENOR en Capital Federal.

En relación a la puesta en marcha de los aumentos, Rigane comentó que “se implementarán a partir de hoy y no deben tener retroactividad hacia el mes de marzo. A lo sumo podrán tener vigencia desde el 1 de mayo y si no será de la fecha que se comunique en el Boletín Oficial”. “Esto entiendo que va a generar mucha reacción y quejas de los usuarios, de distinta magnitud y que eso se va a expresar en el único centro de atención que tiene la empresa distribuidora local. Porque a pesar de las decisiones del Organismo de Control Provincial, para crear otros centros de atención, la empresa no lo hace, desobedeciendo al OCEBA, y entiendo que estos reclamos se va a elevar importante en esta etapa”, concluyó el gremialista.