El 5 de mayo, los trabajadores de 10 centros de Ludopatía en toda la provincia de Buenos Aires, se enteraron de la voluntad de Loterías y Casinos de dar un cierre a la institución, poniendo en peligro las fuentes laborales y dejendo sin tratamiento a casi 1500 pacientes de los cuales 70 son de Mar del Plata.

Al respecto, el secretario general de ATE Mar del Plata, Ezequiel Navarro comentó que “los centros vienen funcionando desde 2005, en un convenio entre Loterías y el Ministerio de Salud con personal, lamentablemente precarizado y algunos en planta permanente. Desde nuestro gremio rechazamos esta situación de cierre de los centros. Entendemos que el Estado quiere retirar políticas públicas tan importantes como este centro en la ciudad, que es el único y peligra la fuente de los trabajadores”.

Consultado acerca de la postura del gobierno provincial, Navarro sostuvo que “en el día de ayer han sacado un comunicado en donde no hablan del cierre sino de la reubicación del personal. Nosotros necesitamos tener garantías no sólo de las fuentes laborales sino de la continuidad del programa, no dentro del CPA que viene con muchas falencias y no vemos como, al día de hoy, se podrían integrar los trabajadores a este organismo”.

“En Mar del Plata son 11 trabajadores y 130 en toda la provincia, algunos pertenecen a Loterías y Casinos, y otros al Ministerio de Salud, de los cuales varios están precarizados con becas”, afirmó el dirigente.

Por último, Navarro advirtió: “Si esto cierra estarían dejando a 70 personas y sus familias sin asistencia, por lo cual creemos que es extremadamente grave e insistimos: no tenemos ninguna certeza de qué va a pasar con los trabajadores. Hay una Ley de Emergencia Administrativa en la Provincia de Buenos Aires que le permite a la gobernadora Vidal y a sus ministros, disponer del personal para cualquier cosa, lo que nos preocupa”.

Mañana hay una reunión en Tandil en la que van a estar participando los trabajadores del Centro de Ludopatía en donde se definirá alguna acción.