Luego de la reunión realizada esta mañana en el Palacio Comunal, las partes llegaron a un acuerdo y desde el Sindicato de Trabajadores Municipales decidieron avalar el incremento salarial propuesto por el Poder Ejecutivo para los primeros seis meses del 2017.

La comisión directiva y el cuerpo de delegados del gremio acordaron aceptar la propuesta del gabinete de Carlos Arroyo, consistente en un aumento del 12% para el primer semestre de este año y la implementación de una cláusula gatillo para el segundo semestre, teniendo en cuenta los datos inflacionarios oficiales.

Se trata de una suba del 7% a partir de marzo, otra del 2% desde abril y una última del 3% a partir de junio. El monto correspondiente a abril será recibido por los trabajadores en la próxima liquidación de haberes. Mientras tanto, también se confirmó el pase a planta permanente a partir del 1 de mayo de 247 trabajadores, según anunciaron desde el sindicato.