El Ciclo de Cine Internacional Siete Mares, comenzó el lunes pasado, y continuará durante todos los lunes del año, en el Museo Mar,y con entrada gratuita hasta colmar capacidad (200 personas). En este mismo se exhibirá material audiovisual de 12 países diferentes con el objetivo de visibilizar y resaltar la diversidad narrativa mundial, a través de films que permiten dar a conocer épocas, orígenes, directores y desentrañar las múltiples y variadas particularidades de los países participantes.

El Museo de Arte Contemporáneo se propone como un nodo cultural que permita agrupar a los artistas y el público en general con la intención de promover la interacción entre ellos y brindarse como un espacio de encuentro con el arte, la cultura y el conocimiento.

En esta primera presentación se proyectó la película “5 broken cameras (5 cámaras rotas)”, codirigida en 2011 por el palestino Emad Burnat y el israelí Guy Davidi, asentando aquella dinámica de colaboración que se viene estableciendo entre muchos de los ciudadanos israelitas y palestinos por medio de la cultura, ya sea por la música, la literatura, el cine, o el arte en general; así como por historiadores y las diferentes ramas de difusión.

En 2004 en Cisjordania, en la aldea de Bil´in, comenzaron las manifestaciones de los campesinos contra la construcción de una valla de separación entre el cercano asentamiento israelí de Modi’in Illit y el pueblo palestino, cortándoles el acceso a sus campos de cultivo. Emad Burnat filmó las protestas desde el primer día y durante siete años, y con ayuda del realizador israelí Guy Davidi, el material grabado se convirtió en un documental en el que la vida de un niño palestino y su familia se funde con la resistencia de un pueblo palestino. Fueron necesarias cinco cámaras, ya que fueron destrozadas una tras otra durante los altercados.

Filmaciones que demuestran el abuso del ejército israelí, con su indudable poderío armamentista; pero aquí, frente a armas tan peligrosas como unas piedras que entren en la palma de una mano. Pero a lo que verdaderamente teme el Gobierno del “Estado de Israel”, es a que el pueblo palestino no se rinde, la protesta pacífica es su principal arma.

Niñas y niños que crecen con su agresor en la puerta de su casa, con el sonido de balas como algo cotidiano, con la bronca de sus aldeanos vecinxs que viven en su tierra aunque se lo quieran negar, que la trabajan y la quieren trabajar aún más, acciones del día a día que une a un pueblo, y los actos de enfrente sólo generan más bronca, más resistencia. Pero, como señalara posteriormente el embajador de Palestina en Argentina: “Un palestino tiene que aceptar la ocupación de sus tierras sin derecho a protestar, ya que el Mundo protege al Estado de Israel, aquella célula colocada por las Potencias Mundiales.”

Luego del rodaje, se contó con la presencia de este Embajador, Husni Abdel Wahed, quien con gran diplomacia, pero sin olvidar el “genocidio progresivo en Palestina”, como lo define el historiador israelí Ilan Pappe.

Comenzó su alocución haciendo referencia a que lo que se mostraba en la película, transcurría principalmente en la aldea de Bil´in, pero era un reflejo fidedigno de lo que acontecía en toda Palestina. Posteriormente, sin dejar de marcar que el Estado de Israel es un proyecto imperialista, criticó fuertemente a las Naciones Unidas, señalando que “no cumplió con su rol de garante de paz y justicia, ya que aprobó al Estado de Israel y no al de Palestina”. A su vez, preguntaba a modo de interpelación, “¿por qué el fundamentalismo sionista es perdonado y no es criticado tan duramente como se hace con el ISIS o con la Inquisición en su momento?”

Ante las consultas por parte de los concurrentes acerca de qué recomendaba hacer al Pueblo argentino y al de otras partes del Planeta, simplemente dijo: “Nosotros no somos quién para indicar qué hacer a otros pueblos, eso es práctica de las Potencias.”

Occidente, con el gran aporte de las “Naciones Unidas” son importantes responsables de este genocidio progresivo, eso queda claro.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter