Se desarrolló la audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, en CABA, en la cual la Asociación Bancaria, representada por su secretario general Sergio Palazzo y dirigentes de las distintas seccionales afectadas por la medida, entre las cuales se hallaba Mar del Plata, planteó un fuerte rechazo al cierre de sucursales y al consiguiente achique de puestos de trabajo.

En esa instancia la multinacional financiera no pudo brindar razones valederas que justifiquen tan drástica medida, a la vez que fue infraccionada por no cumplir con los procedimientos administrativos que surgen del decreto 328/88, pasándose a una nueva audiencia para el próximo miércoles 7 de junio a efectos de continuar con las negociaciones.

“Mientras se realizaban manifestaciones en las puertas de todas las sucursales del banco HSBC en Argentina, los cinco secretarios generales de las seccionales afectadas fuimos citados por Sergio Palazzo, para realizar una audiencia en el Ministerio con la presencia de autoridades del banco”, dijo al respecto el secretario general de La Bancaria local, Miguel Guglielmotti.

Miguel Guglielmotti y Guillermo Martínez

En ese sentido, remarcó que “allí dejamos en claro la postura de la seccional Mar del Plata que no vamos a permitir que se cierre la sucursal Balcarce ni la pérdida de ningún puesto de trabajo”.

“Esta sucursal tiene rentabilidad, quizá no como ellos esperan, pero tienen 1900 clientes, está segunda en el ranking de venta en el país, tiene 120 cuentas sueldo en la empresa Mc Cain. Por eso mantuvimos reuniones con las autoridades para que se mantenga esta sucursal abierta”, puntualizó.

Por otra parte, el gremialista explicó que la empresa no realizó los procedimientos como corresponde porque “violaron un decreto que indica que toda empresa, cuando procede al cierre de sucursales o dependencias, a través del decreto se ve obligada a denunciar esto ante la autoridad ministerial y el sindicato que representa a los trabajadores”.

El próximo miércoles a las 16 se realizará una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo, donde nuevamente dialogarán las partes. “El banco HSBC tiene que llevar toda la documentación de los 29 empleados involucrados. Pero, al mismo tiempo, cada sucursal tiene personal de limpieza, seguridad, gente que nosotros consideramos trabajadores afectados”, agregó.

Por su parte, el secretario Adjunto Guillermo Martínez sostuvo que “estamos esperando lo que se decida a nivel nacional. Nos parece un despropósito que un banco de esta magnitud pretenda maximizar sus ganancias cerrando sucursales. Si no hay una solución, La Bancaria irá con más medidas de fuerza”.

“No vamos a permitir que esta sucursal cierre sus puertas porque la acción gremial directa será no dejarla operar en las dos sucursales que tienen en Mar del Plata”, coincidieron Guglielmotti y Martínez.