Federico Sasso, el joven de 19 años acusado de atropellar y matar a Lucía Bernaola, de 14 años, declaró esta mañana en el Palacio de Tribunales. Se mostró “destrozado y arrepentido”. Será trasladado a Batán.

El hecho ocurrió este domingo pasadas las 2 de la mañana, en Boulevard Marítimo y Alberti. El muchacho manejaba en estado de ebriedad y perdió el control de su vehículo, atropellando y matando a una chica de 14 años e hiriendo a 8 jóvenes más.

“Federico declaró, de hecho fue una declaración bastante larga”, reconoció el abogado defensor Pablo Romano, quien adelantó que están a la espera de las pericias ya realizadas y de los informes finales en el marco de la causa a cargo de la fiscal de Delitos Culposos, María Teresa Martínez Ruiz

“Es un chico de 19 años y está muy mal, destruido por la situación”, aseguró el abogado que contó que “está arrepentido”. “No venía corriendo una picada, ni siquiera hay una calificación que involucre este tema. Tampoco intentó huir como se pretende mostrar. Al contrario, se sentó en el patrullero por voluntad propia y se entregó luego de lo sucedido”, subrayó Romano.

El joven fue trasladado nuevamente a la Unidad Penitenciaria Nº 44 de Batán donde pasó la noche. En las próximas horas se darán a conocer los siguientes pasos en la causa.