Los constructores y desarrolladores inmobiliarios evaluaron satisfactoriamente la decisión del Banco Central de permitir que los créditos hipotecarios se apliquen a la compra de propiedades desde el inicio de su construcción, o “desde el pozo”.

El presidente del Colegio Profesional Inmobiliario, Héctor D’Odorico, indicó que “esta medida va a permitir que mucha gente que quedaba afuera, porque no tenía el dinero suficiente para pagar un anticipo, pueda acceder a la vivienda a través de la compara en boca de pozo”.

También el titular de la Cámara de Propietarios, Enrique Abatti, remarcó que “esto habilita un abanico de posibilidades para quienes no pueden acceder a una vivienda del modo que se podía hasta ahora”.

A través de la Comunicación “A” 6250, el BCRA determinó que los bancos podrán tomar tanto los boletos de compra como las participaciones en fideicomisos, como garantías de financiamiento para otorgar crédito hipotecario. Esto habilita a solicitar un crédito para la compra de una vivienda que no está construida, sino en desarrollo.

El titular del Colegio Profesional Inmobiliario explicó que “para comprar desde el pozo, la gente no tenía otra alternativa que pagar en cuotas, pero en dos o tres años que es lo que dura en construirse el emprendimiento”, y en cambio remarcó que “esto va a permitir que los pagos se hagan en 10 ó 15 años”.