María Laura Solari, la Defensora Oficial de Lucas Carnero, pidió que la calificación para el joven que ya lleva casi dos años en la Unidad Penal 44 de Batán tras atropellar y matar al policía Fabián Mendiola, sea por homicidio culposo. En tanto Pablo Cistoldi, fiscal de la causa, y de los abogados querellantes, Cristian Peláez y Luz Alonso Protto, solicitaron penas entre 12 y 16 años por homicidio simple con dolo eventual.

Carnero en el transcurso de esta semana pidió perdón en reiteradas oportunidades a la familia de la víctima, se auto-definió como un “pelotudo” ante el tribunal y admitió que la culpa la iba a llevar con él “toda la vida”.

Durante su alegato, Solari consideró distintas cuestiones por las cuales Carnero tendría que ser condenado por homidicio culposo, que prevé una pena entre 3 y 6 años. Además, hizo referencia al juicio abreviado que fue concedido para Eduardo “Lalo” Ramos (por lesiones culposas), y la reciente calificación para Federico Sasso por la muerte de Lucía Bernaola (por homicidio culposo).

El viernes 23 de junio los jueces Aldo Carnevale, Pablo Viñas y Facundo Gómez Urso procederán a leer la sentencia.

A continuación, los motivos que consideró Solari a la hora de pedir el cambio de calificación:

  • Levantó el pie del acelerador y no vio el control vehicular a una distancia considerada.
  • Declaró que lo único que le importaba era que no le secuestren el auto. “En ningún momento se representó un resultado más gravoso que ese, luego de someterse un control de alcoholemia”, explicó la defensora oficial.
  • Estuvo en riesgo su propia vida. “Razón por la cual se entiende que jamás se pudo obtener ese resultado porque sino sería una conducta suicida”, agregó Solari.
  • El estado de shock en el que estaba Lucas cuando emprendió la huida. “Dos de sus amigos declararon que durante el recorrido, uno se puso el cinturón de seguridad ante el estado en el que estaba y otro se arrojó del auto”, finalizó.