La Corriente Clasista y Combativa se movilizó esta mañana hasta el palacio municipal para visibilizar -nuevamente- el reclamo que vienen realizando hace meses, sin obtener respuestas. Piden alimentos para los comedores barriales, trabajo para las cooperativas y obra pública para que los barrios más alejados del centro tengan calidad de vida y seguridad.

La medida de lucha se realizó en simultáneo en todo el país, junto con otras organizaciones territoriales.”En los barrios hay hambre y el gobierno mira para otro lado” manifestó Hector Maciel, referente de la CCC.

“Mar del Plata sigue sufriendo hambre y pobreza creciente. La mitad de nuestros niños y jovenes son pobres, y no lo decimos sólo nosotros, lo dijo UNCEF. EL gobierno de Macri sigue aplicando una política que agrava todos los males de nuestro pueblo. Queremos avanzar en un proyecto liberador donde ser feliz no sea patrimonio de unos pocos, sino un derecho de las mayorías populares” agregó Maciel.

Los reclamos que motivaron la protesta, comprenden la declaración de emergencia alimentaria en todo el país y en la región; el pedido de herramientas y materiales para poder llevar adelante los planes de vivienda social, viviendas populares para hacer frente a la crisis habitacional, y obras para los barrios: agua corriente, cloacas, gas natural, luminarias, centros deportivos y culturales, centros de salud.