Propietarios de vehículos modificados, generalmente en la altura, se concentraron con los rodados en la puerta de la municipalidad para reclamar por el cese de los secuestros que se dieron luego del fatal siniestro en que perdió la vida Lucía, una chica de 14 años que fue atropellada cuando caminaba por la costa con amigos.

“Los autos tienen la VTV, lo que les permite circular por las calles de Mar del Plata, así todo los secuestraron”, expresó Cristian Martín, integrante de uno de los grupos que se juntan en la costa a tomar mate y admirar las máquinas. “Vamos a trabajar en conjunto por una solución y en una campaña que sea ‘el auto de picadas al autódromo y el auto de paseo a las calles'”, sostuvo.

“No estamos de acuerdo con lo que pasó, con el tema de la nena, con respecto a Sasso (el conductor de 19 años que alcoholizado mató a Lucía) pedimos que se haga justicia”, comentó Martín, quien además agregó que desde que sucedió el luctuoso hecho se sienten estigmatizados los aproximadamente 500 integrantes de este tipo de grupos de autos preparados.