La gobernadora de la provincia de Buenos Aires y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, hablaron este lunes sobre la llegada del Metrobus a la ciudad, en un acto del que también formó parte el intendente de General Pueyrredon, Carlos Fernando Arroyo. La obra anunciada hoy, comenzaría en diciembre, después de las elecciones. El anuncio se hizo entre un grupo de vecinos que llevaron reclamos de distintos barrios.

El acto fue realizado en la Plaza del Milenio, ubicada en Buenos Aires, entre Rivadavia y Belgrano, ante la presencia de algunos pocos vecinos que se acercaron al lugar para apoyar a la Gobernadora, y una multitud que fue contenida detrás de numerosas vallas, mientras reclamaban otras obras como pioridad.

Según trascendió, el Metrobus contará con 5,1 kilómetros sobre avenida Luro, desde la avenida Jara hasta Buenos Aires, continuando por esta última calle hasta avenida Colón. También sobre Peralta Ramos desde Sarmiento hasta diagonal Alberdi. El monto de la inversión alcanza los 516 millones de pesos y será ejecutado por el Ministerio de Transporte de la Nación. Pese a que el anuncio se realizó hoy, la obra arrancaría recién en diciembre.

Además, Vidal y miembros de su gabinete de ministros se reunirán este lunes y martes en el vecino complejo turístico de Chapadmalal para terminar con el armado de las listas con las que Cambiemos competirá en el distrito de cara a las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 13 de agosto.

La Protesta

Al momento de tomar el micrófono, Vidal no tenía el caudal de voz suficiente para tapar los gritos y cantos constantes de los vecinos/as que se acercaron a Buenos Aires y Belgrano para llevar adelante reclamos de necesidades urgentes de distintas zonas de la ciudad.

La fuerza de la protesta generó que muchas otras personas salieran de sus viviendas y departamentos para expresar su descontento y repudiar la visita de la gobernadora.