La precandidata a concejal de “Vamos”, Julia Rigueiro, recorrió el barrio San Jacinto y las viviendas que allí están siendo construidas por cooperativas de trabajo. Tras dialogar con los vecinos, sostuvo que “la desigualdad en términos del derecho a la ciudad es muy grave y Cambiemos no hace nada para revertirlo”.

“Como gran parte del sur de Mar del Plata, San Jacinto es un barrio olvidado. No hay acceso a la red de agua y al gas, no hay cloacas, ni las calles de tierra son arregladas. La paradoja es que muy cerca hay varios barrios privados donde estos problemas no existen. La desigualdad en términos del derecho a la ciudad es muy grave y Cambiemos no hace nada para revertirlo, ya que solo asfalta calles céntricas para las fotos”, comentó la precandidata de Vamos.

Junto a vecinos caminaron por el barrio charlando sobre sus problemáticas y al respecto, Julia Rigueiro refirió: “Las calles intransitables son un problema en sí, y que afecta otros derechos. Acá sólo entra la línea de colectivo 501 cada una hora, y depende de cómo estén las calles. Gastar millones en el metro bus es una falta de respeto a las necesidades reales de la gente. Hay una gran falta de planificación de la zona, por ejemplo para atenderse médicamente tienen que ir hasta Serena. No hay espacios de esparcimiento como plazas, cruzamos niños y niñas jugando en un árbol que cayó durante el último temporal”.

En este mismo barrio, cooperativas de construcción del Movimiento de Trabajadores Excluidos se encuentran construyendo dos viviendas. “Las cooperativas hacen realidad el derecho a un trabajo digno y a una vivienda digna. Estas cooperativas, estigmatizadas por el actual gobierno, son muy eficientes. Comparten el sentido social de las viviendas, las construyen con compromiso y mejor que las empresas privadas porque jamás abandonarían una obra como sí lo han hecho grandes constructoras en pos de su interés por maximizar ganancias”, enfatizó Rigueiro.