El diputado fustigó a las bancas opositoras que impulsaron su intento de salida de la Cámara baja y consideró “inconstitucional” el pedido de su expulsión. Con 95 apoyos y 3 abstenciones, el exministro de Planificación continuará en su banca.

Después de un largo debate que se extendió durante toda la jornada, la Cámara baja resolvió no expulsar a Julio De Vido. La iniciativa de Cambiemos, con el apoyo del massismo, recibió 138 votos a favor, en tanto que 95 diputados del Frente para la Victoria, la izquierda y de otros bloques de la oposición votaron en contra, sobre 236 legisladores presentes. Tres diputados se abstuvieron.