Los resultados de la autopsia realizada a la joven de 16 años que fue hallada sin vida en la reserva natural Santa Catalina, en Lomas de Zamora, confirmaron que Anahí fue enterrada viva. Así lo confirmó Lucio de la Rosa, abogado de Marcos Esteban Bazán, el principal acusado y único detenido por el brutal femicidio.

“Lo que dice la autopsia es que recibió algunos golpes, que perdió la consciencia. Habla de una serie de punzadas que tienen dos centímetros de profundidad. Además, señala que la muerte se pudo haber producido por asfixia, es decir que cuando la enterraron tenía pérdida de conocimiento, pero no que había fallecido antes”, aseguró el abogado.

En Todo Noticias, Lucio de la Rosa sostuvo que el estudio forense hace referencias a lesiones y a “un estado de inconsciencia en el momento en el que fue enterrada”. También agregó que tiene hematomas y que tenía “tierra en la boca”. “Se puede inferir entonces que murió enterrada, es decir que tenía conocimiento en ese momento”, determinó.