Diez días después de la desaparición del artesano bonaerense Santiago Maldonado la policía encontró cinco cabellos largos y una soga con manchas de sangre durante un allanamiento en el Escuadrón 35 de la Gendarmería en la ciudad de El Bolsón, en Río Negro.

Estaban adentro de una camioneta parecida a la que varios testigos describieron como el vehículo al cual miembros de la fuerza subieron al joven, de quien no se tienen noticias desde el 1° de agosto. Al mismo tiempo, otro procedimiento se llevó a cabo en el Escuadrón de Esquel, en ese caso sin resultados.

La última vez que vieron a Maldonado estaba en una zona ocupada por la comunidad mapuche en Resistencia, donde por lo menos un centenar de gendarmes llegaron para despejar la ruta. Hubo incidentes, piedrazos y disparos de bala y, en medio de los disturbios, Santiago desapareció.

 

(Fuente: Todo Noticias)