El ministro de Energía, Juan José Aranguren, aseguró que desde el próximo 1 de octubre “el precio de los combustibles líquidos lo va a decidir el mercado”, a partir de la decisión del Gobierno nacional de dar de baja el Acuerdo para la Transición a Precios Internacionales de la Industria Hidrocarburífera Argentina que fue firmado en enero pasado por los principales actores del sector.

“Son las empresas las que va a tomar sus decisiones”, dijo Aranguren a la prensa durante un contacto mantenido antes de la inauguración de la Exposición Argentina Oil & Gas que se lleva a cabo en el predio ferial de La Rural.

Respecto al valor del gas, el ministro señaló que continúan las negociaciones con las empresas. “El precio del barril de crudo va a estar vinculado al valor de los precios internacionales. A partir del 1 de octubre está suspendido el acuerdo (en materia de combustible) y en la medida que el precio internacional vuelva a bajar, se va a tomar la vigencia del acuerdo”, agregó Aranguren.

El Gobierno nacional comunicó que a partir del próximo 1 de octubre quedará liberado el mercado interno de combustibles, por lo que a partir de ese momento se mantendrá la paridad con los precios internacionales. Según expresaron desde el Ministerio de Energía a las petroleras, esto no significa que a partir de ese día se incrementará el precio de los combustibles, ya que fue adoptada en función de los términos del Acuerdo de Transición a precios internacionales de la industria hidrcarburífera firmada en enero de este año, que contemplaba la liberación en función de la evolución del valor del barril de petróleo.