El hombre de 66 años abusó de la joven durante más de 10 años, haciéndola vivir en un infierno. La joven no denunció lo sucedido hasta noviembre de 2016, cuando lo contó a sus acompañantes terapéuticas. El abusador está detenido en Batán, acusado de “abuso sexual con acceso carnal agravado”.

Mediante el pedido de captura del fiscal Fernando Castro, detuvieron este jueves en Miramar al hombre acusado del aberrante hecho. Sucede que, al ser denunciado, se fugó a la ciudad vecina donde pensó que nadie podría encontrarlo.

La víctima de 34 años jamás había contado su calvario: durante más de 10 años había sido abusada por su padre, luego de que su madre se fuera del hogar. Producto de la violación, en el año 2012 dio a luz a un niño que padece autismo. A pesar de ello, los maltratos no cesaron.

Temerosa y bajo el terror sembrado por su padre, la joven que padece retraso madurativo, no se había animado a hablar; hasta que en noviembre de 2016 detalló los años de tortura a sus acompañantes. Sin dudarlo, ambas decidieron denunciarlo.

A partir de allí, comenzó una investigación a cargo del fiscal Fernando Castro quien, mediante una prueba de ADN, confirmó que el hijo de la víctima era del propio padre como constaba en la denuncia. El acusado se encuentra detenido en la penitenciaría de Batán, mientras que la joven y su hijo reciben los cuidados de necesarios.