Efectivos de Infantería comenzaron con un violento desalojo del corte de ruta que mantenían 400 empleados de la empresa que reclamaban por mejores condiciones laborales. Denuncian que había “policías infiltrados”.

El hecho ocurrió este jueves cuando ferzas de seguridad provinciales reprimieron a más de 400 trabajadores de la firma azucarera Ledesma. La medida de fuerza que llevaban adelante había comenzado con un corte en la ruta provincial 37 a la altura del acceso sur de la ciudad y terminó en una dura represión.

Los trabajadores sostienen desde hace meses un reclamo por sus condiciones laborales, ya que la firma incumplió una conciliación obligatoria que la llevaba a sentarse a negociar con los empleados. En total, cobran un 30% menos por las mismas jornadas que los otros cuatro ingenios del lugar.

Mediante la orden del fiscal José Alfredo Blanco, grupos de Infantería golpearon y se arrojaron contra los trabajadores en una jornada de represión que terminó con heridos. Los manifestantes aseguraron que “había policías de civil encapuchados, infiltrados”.