La resolución fue adoptada por el Tribunal Oral Criminal Nº 3, que rechazó el pedido del intendente para prohibir las protestas sociales con cortes de calle y ollas populares.

El amparo presentado por el equipo de Carlos Arroyo solicitaba a prohibición de las protestas y manifestaciones sociales, haciendo hincapié en las que se desarrollan en la zona del Municipio, según detallaron fuentes judiciales.

Además, en la resolución el Ejecutivo nombra específicamente a organizaciones sociales como Barrios de Pie, Cooperativa A Trabajar, Patria Grande y Teresa Rodríguez, como grupos especiales a tener en cuenta.

Los jueces Sueyro, Riquert e Irianni, destacaron en la resolución que no se especifica o entiende “cuál es el acto ilegítimo que llevan a cabo las organizaciones” durante las protestas que Arroyo busca prohibir, y que también desconocen “cuál es la medida que podría adoptar el Tribunal” en esos casos denunciados.

Esta decisión se da en el marco de una ordenanza aprobada en el Concejo Deliberante, que busca los mismos fines que este pedido judicial, pero esgrimiendo un “cuidado del medio ambiente”, aplicando la normativa sobre la que de neumáticos.

Vale destacar que el revés se da luego de una primera instancia en la que el Ejecutivo local había solicitado esta prohibición que fue denegada por la Justicia por discriminatoria e inconsistente.