Por una medida de fuerza de los trabajadores del sector no realizaron la recolección de basura el jueves por la noche, y viernes por la mañana. El paro se decretó en reclamo de los salarios, que aún no se habían acreditado. Hoy se realizaron los pagos y se destrabó el conflicto. El municipio anunció sanciones.

 

Esta mañana la ciudad amaneció llena de basura acumulada de la noche anterior, y desparramada por perros y chimangos que rompen las bolsas. Al mediodía, el sindicato de camioneros confirmó la acreditación del pago de los salarios, y en consecuencia el levantamiento de la medida de fuerza.

 

El intendente municipal, Carlos Fernando Arroyo, había expresado esta mañana “tengo un pliego que dice qué multas puedo aplicar y las voy aplicar, no tengan ninguna duda de que eso va a ocurrir. De ahora en más, al que no cumpla se le aplica la sanción”.