Pasó un año de aquel 8 de octubre en el que el cuerpo de la joven sin vida fue llevado a una salita de salud ubicada al sur de Mar del Plata. Allí la llevaron Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel, los tres imputados que tienen dos destinos contradictorios: podrían ser condenados a prisión perpetua o simplemente, terminar absueltos. Esta tarde, familiares y amigos marcharon por las calles de Mar del Plata al pedido de “justicia”.

En principio, la fiscal de la causa María Isabel Sánchez, habló con los medios y dio una versión por demás espantosa sobre lo sucedido. “En mi carrera no vi nada igual porque esto se trató de un agresión inhumana”, dijo por ese entonces en una conferencia de prensa. Hoy pide la elevación a juicio para Farías, Offidani y Macial, que en caso de llevarse a un juicio oral podrían recibir una condena de prisión perpetua.

“Estamos acá tras un año, pasándola y viviendo como se puede. Recordándola de la mejor manera, con una sonrisa, con mucho amor y cariño. Era una muy buena persona, alguien que no se merecía nada de lo que le pasó. Hace un rato fuimos al cementerio para dejarle flores y es una manera horrible pensar que uno tiene comunicación con un ser querido de esa manera. Gracias por estar y por venir”. dijo Matías, el hermano de Lucía Pérez durante la marcha de esta tarde.

Guillermo, el padre de la joven, sostuvo: “Estamos muy dolidos. Después de un año de tanto lucha estamos muy dolidos y esperando la resolución del juez para la elevación a juicio. Vamos a marchar de vuelta para pedir justicia por Lucía”.

Mira el video:

Lo cierto es que pasó el tiempo -un año, para ser exactos- y los resultados de los distintas pruebas que recolectó y analizó la junta médica de peritos de la Corte Suprema de Justicia, determinó finalmente que Lucía Pérez murió por asfixia por causas tóxicas pero no pudo comprobar si fue abusada sexualmente.

En tal sentido, desde la defensoría oficial a cargo de Laura Solari, sostienen que se trató de una situación de sexo consentido con consumo de drogas, por lo que pide la absolución de los tres imputados. Durante los próximos días, el Juez de Garantías Gabriel Bombini decidirá si la causa va a juicio oral, o los tres imputados quedan absueltos.