El elenco marplatense perdió ante Pinheiros de Brasil por 83 a 76, en el primer juego del Grupo B de la Liga Sudamericana. El goleador del partido fue Emiliano Basabe con 20 puntos, además aportó 5 rebotes, rubro donde el elenco de César Máximo Guidetti sacó amplia ventaja para conquistar un encuentro más que parejo.

Quilmes sufrió el cachetazo de una poderosa remontada de Pinheiros en el comienzo del encuentro. El juego del conjunto brasilero significó dejar abajo al Cervecero en el marcador (22-16), pero también le generó un problema en ofensiva como consecuencia de una efectiva marca que le cortó los caminos al aro.

Obligado a tiros forzados, Quilmes abusó del tiro externo (4/13) y permitió una distancia de 11 puntos (22-11) y sólo recortó para cerrar el primer capítulo 22 a 16.

El segundo cuarto fue favorable para el elenco marplatense. Con un excepcional parcial 15-7 apoyado en la producción de Emiliano Basabe (8) en la pintura, Quilmes conquistó el marcador (31-29) con seis minutos transcurridos.

El desarrollo fue parejo y ninguno logró ser dominador absoluto para poder cortarse definitivamente, situación que se reflejó en el resultado parcial. Un triple sobre la chicharra de Jonatan Oliveira dejó el tablero 38 a 37 con el que finalizó la primera mitad.

El tanteador se mantuvo por demás parejo y el juego totalmente abierto. Las infracciones empezaron a ser un problema para Quilmes que se empezó a cargar y obligó a su rival a convertir, con éxito, desde la línea. Si bien, Eric Flor y Omar Cantón mantuvieron los puntos en el Tricolor, Corderro Bennet y Christopher Ware hicieron lo propio para no perder la oportunidad de pasar al frente y cerrar el tercer parcial 62 a 59.

Sánchez, Basualdo y Cantón pagaron caro el juego friccionado y parejo, y se fueron tras sumar cinco infracciones. Quilmes perdió mucha altura ante un equipo al que le sobra (promedia 1,96mt) y lo sintió más de la cuenta.

Pinheiros trabajó de a poco una distancia, y si bien Eric Flor clavó un oportuno triple para achicar a tres cuando restaban 50 segundos, Bennet aseguró el partido para los suyos. Quilmes cayó 83 a 76 en su debut de la Liga Sudamericana pero ya piensa en Aguada, su próximo rival.