El 11 de octubre se conmemora el último día de libertad de los pueblos indígenas. Esta fecha consolidó un cambio de paradigma respecto a la forma de narrar la violenta llegada de Colón a América, y el genocidio perpetrado hacia los pueblos originarios.

A partir del 12 de octubre de 1492, América fue sometida a un brutal y sangriento proceso de conquista por la llegada del colonialismo europeo, autor intelectual y material del mayor genocidio en la humanidad que se cobró la vida de más de 80 millones de personas.

La mesa de asuntos indígenas del municipio, realizó una jornada de concientización, sobre el porqué es importante desterrar “el día de la raza”, como se lo estudiaba hace años en las escuelas, y la importancia de conocer y sostener a las cosmovisiones originarias.

Delia Chávez, integrante de la mesa de asuntos indígenas del municipio, y representante de la cultura MBYA Guaraní, explica: “Nos hemos autoconvocados acá en Punta Iglesias como 11 de Octubre y no 12, porque mañana es para nosotros un día de tristeza y de luto en respeto a nuestros ancestros. Todos sabemos que para nosotros el 11 de Octubre es el último día de libertad”.

Hay una gran preocupación por el contexto actual y la realidad que viven las comunidades originarias. Delia cuenta: “Hoy los pueblos originarios no estamos pasando buenos momentos, este genocidio sigue de alguna manera porque el colonialismo está vigente. Hace poquito se hizo una reunión muy grande en el Congreso de la Nación, donde pude participar por la ley 26160 que tiene que ver con el derecho a la tierra y territorio. Las comunidades están siendo desalojadas, no sólo el pueblo Mapuche, sino también los pueblos andinos. En este momento están marchando desde la puna, haciendo una caminata, y se van sumando hermanos por el camino, también desde los pueblos coya, quebrada, puna selva hasta llegar a San Salvador para repudiar las minas a cielo abierto y los desalojos a las comunidades que ocupan ancestralmente esas tierras”.