El tren sanitario se creó en la gestión anterior y tenía como propósito acercar servicios de salud a localidades ferroviarias que no los tenían. Estacionado en Mar del Plata desde el 2 de Octubre -antes de las elecciones- vecinas y vecinos pasan la noche en la estación a la espera de un turno.

El tren cuenta con servicios de clínica médica, pediatría, ginecología, obstetricia, nutrición, enfermería, laboratorio de análisis clínicos, imágenes, y oftalmología, éste último, con la mayor demanda por la falta de profesionales del área en los servicios regulares de la ciudad.

Por el tren sanitario pasan más de 600 personas por día. Comienza a entregar turnos a las 8 y suelen acabarse antes de las 8:30 hs. Hay vecinos que deben tomar dos colectivos para llegar, hay vecinos que duermen en la estación, para lograr un turno.

La humillación del gobierno al ignorar las condiciones en que los vecinos acceden al servicio es tremenda y atenta contra el derecho a la salud. Además la demanda se incrementa frente al achicamiento en los servicios que prestan los CAPS (Centros de Atención Primaria de la Salud).

Una vecina lista de la zona sur, difundió la historia de otra mujer de su barrio, indignada:
“Estela, una vecina, se levanto a las 3:30 am, a tomar el colectivo, al cual llego como pudo. Se tomó dos colectivos a la estación de trenes a intentar hacer sus anteojos ya que hace mas de un año espera el turno en el cema sin respuestas. Llega a las 4 de la mañana, con la esperanza de solucionar su problema .. Cuando llega al lugar, ya había gente desde la 20 hs del dia anterior. Para los cuales dan tan solo 80 turnos.Llegan las 8 y nada todo el viaje sin sentido amargada por una vez mas sentir que nos toman el pelo”.

Esta situación generó indignación en quiénes vienen peleando porque el acceso a la salud se garantice todo el año, y en todos los barrios de la ciudad: “El vecino de sur no quiere que el tren pase solo una ves en la vida … Y previo a la elecciones menos . Siempre el castigado, no solo por la falta de mantenimiento de sus calles, sus luces, sino tambien en la salud”.