En pijama,descalza, sin dejarla cambiar y sin notificación previa, autoridades judiciales volvieron a trasladar a Milagro Sala al Penal de Alto Comedero. El traslado se realizó a las 7 de la mañana, cuando fuerzas del Cuerpo Especial de Operaciones Policiales, acompañados por autos sin patente, irrumpieron en el domicilio de la dirigente social y por la fuerza, dispusieron el traslado al Penal.

“Esto es un secuestro. Tras la resolución de la Cámara de Apelaciones que dispuso la revocatoria de la detención domiciliaria, Pullen Llermanos perdió jurisdicción sobre el expediente vinculado a la medida cautelar dispuesta por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)” refirió la abogada Elizabeth Gómez Alcorta.

La dirigente social Milagro Sala fue trasladada al penal Alto Comedero, en la provincia de Jujuy, de forma muy iregular, generando alarmas entre los organismos que velan por la protección de los derechos humanos fundamentales.

El traslado intempestivo fue desde su propiedad, ubicada en el barrio La Ciénaga, donde cumplía prisión domiciliaria desde el 31 de agosto, hacia el penal donde estuvo alojada en primera instancia, según indicó hoy en su cuenta de twitter la organización Tupac Amaru, que a las 7.45 hs informó: “Acaban de trasladar a Milagro Sala al penal. Lo hicieron sin ninguna notificación y a la fuerza”.

La organización Tupac Amaru calificó a este atropello como una movida de campaña: “Hoy, a una semana de las elecciones, en día no hábil, el juez Pablo Pullen Llermanos dispuso por la fuerza trasladar a Milagro Sala al penal de mujeres. En su resolución dispuso “diferir la notificación a los letrados defensores a los fines de evitar que la imputada tome conocimiento anticipado de lo dispuesto” violando así el legítimo derecho a la defensa. Tampoco pudieron acceder los abogados a la fundamentación, puesto que no hay personal en el juzgado en pleno fin de semana largo”.

Sala había sido trasladada el 31 de agosto desde el penal a su casa a unos 30 kilómetros de la capital San Salvador de Jujuy, luego de la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que recomendó a la justicia jujeña que adopte “medidas alternativas a su detención en el penal de mujeres de Alto Comedero” por considerar que corría riesgo su vida.

Este viernes, la Cámara de Apelaciones de Jujuy concedió a la defensa de Milagro Sala el recurso a través del cual recurrió la decisión de los jueces Néstor Hugo Paoloni, Gloria María Mercedes Portal de Albisetti y Emilio Carlos Cattan de revocar la prisión domciliaria. “A partir de ese momento el juez Pullen Llermanos perdió jurisdicción alguna sobre la prisión domiciliaria. Lo que han hecho es un secuestro, la orden es de una ilegalidad absoluta y nos recuerda a lo sucedido en las peores épocas de nuestra historia”, expresó Elizabeth Gómez Alcorta.

Contra todas las recomendaciones de los organismos internacionales, la Cámara de Apelaciones de Jujuy revocó a fines de septiembre el beneficio de la prisión domiciliaria y ordenó su traslado a un penal. Según se indicó también, los abogados de Sala ya se encuentran en el penal de Alto Comedero, donde Sala estuvo detenida por más de 500 días, acusada de distintos delitos, entre ellos asociación ilícita.