Juan Elías Jara estaba sediento durante un acalorado día de febrero del 2015 en Mar del Plata, y no tuvo mejor idea que comprarse una gaseosa, así que se dirigió a una despensa ubicada en Tejedor al 2300. Allí pidió una Coca Cola pero, antes de abrirla, notó lo impensado: en su interior, había una cucaracha enorme. Razón por la cual hizo la denuncia en la oficina de Defensa al Consumidor y demandó a la empresa, razón por la cual el juicio oral comenzará en las próximas semanas.

“Nuestro cliente compró una Coca Cola en donde en su interior había una cucaracha gigante. Se percató de eso antes de abrirla, entonces reclamó a la compañía una indemnización. En principio la empresa se negó, entonces, no le quedó otra alternativa que tramitar la vía judicial mediante un juicio”, explicó a este medio uno de los abogados defensores, Máximo Sabater.

Segun confirmaron desde el Juzgado Civil y Comercial Nº 14 el juicio oral comenzará en las próximas semanas. Lo llamativo en este caso es que el magistrado Fernando José Méndez Acosta aplique el principio de “Justicia 2020” que es el que prevé la oralidad en el proceso civil, algo que no estaba estipulado. “La oralidad le va a dar celeridad y transparencia”, advirtió Sabater.

Juan Elías reclama una indemnización -que en la ley de defensa al consumidor, esta estipulada en los 10 millones de pesos- como así también  una sanción ejemplar a la compañía por daño punitivo, para que no vuelva a cometer estas infracciones.