Integrantes de la Asociación de Trabajadores del Estado reparten volantes en el microcentro de Mar del Plata para denunciar públicamente la situación por la que atraviesan los trabajadores que desempeñan funciones en la oficina del Centro Provincial de las Adicciones (CPA) que depende del estado provincial. Denuncian precarización laboral, reclaman pase a planta permanente de los trabajadores y problemas en la atención de los pacientes.

“Esperamos que tomen nota los funcionarios locales y provinciales porque es un reclamo que venimos denunciando hace tiempo. Necesitamos que los compañeros que están precarizados pasen a planta permanente y que se dignifique su tarea. Debatimos qué política pública tiene el estado para la atención de las adicciones”, dijo a este medio  Gabriel Zibechi, secretario de Acción Social de ATE, sobre el cierre de la Casa de Día, dado que no hay personal disponible para su atención.

“Lo que esperamos es haber llegado un poco más a la sociedad y que los funcionarios dejen de tener esas consignas de la lucha contra el narcotráfico y que eso en el llano se traduzca en políticas para la prevención de las adicciones”, destacó el secretario.

“Por formalidades que tienen que ver con la papelería hace un año que no se le paga el alquiler al dueño”, denunció por último Zibechi.