La dirección ha tenido gran visibilidad mediática, luego de que en la gestión anterior se enfocara en casos de chicos perdidos y accidentes de tránsito. Desde hace más de 1 año, Hugo Vega asumió la titularidad del área , amplió la mirada a otros accidentes y se centró en la prevención como aspecto fundamental. Conocé los avances en esta nota en exclusiva con La Posta.

13 de mayo de 2016. Fiel a su estilo, la gestión de Arroyo anunció por Twitter la designación del médico conocido por distintos ámbitos, como el Hospital Materno Infantil, el Interzonal o las ongs de prevención de accidentes. Un área que era conocida por acompañar a los familiares víctimas de delitos y de tragedias viales, tenía nuevo rumbo.

“Como Director General de Protección a la víctima, mi primera tarea fue incorporar el título de ‘Prevención de accidentes’ a la cartera. Nos encargamos de acompañar, asesorar a todas las personas o familiares que han sido víctimas de accidentes o de delitos graves”, contó Vega a La Posta.

Si bien ya existía una ordenanza para regular el abordaje de los llamados “siniestros viales”, desde la nueva gestión plantearon que era injusto dejar de lado a las víctimas de los otros accidentes. “Empezamos a tener en cuenta casos de ahogamiento, caídas, intoxicaciones, mordeduras de perros, quemaduras, etc. Le dimos un nuevo impulso a la dirección y también agregamos trabajos con intentos de suicidio y con el maltrato escolar (bullying)”, detalló Vega.

El espacio cuenta con asesoramiento jurídico y psicológico, y acompañamiento en todos los aspectos que los familiares necesiten, incluso en los juicios que se desarrollan actualmente. Para Hugo, lo importante es que se aborda en contención en el momento pero en especial a lo largo del proceso, de forma continua. “No queremos dejar a las familias solas en el tiempo”, agregó.

Nuevos programas

La incorporación de la prevención al área generó nuevos horizontes, que se plasmaron en programas específicos de abordaje:

►Monóxido de carbono: desde hace más de 1 año, envían mensajes a los vecinos para que dejen una ventilación como elemento de seguridad, y se incrementó la cantidad de afiches, volantes, publicaciones en las redes sociales, y charlas.

►Accidentes en la infancia: se conformaron tres volantes plegables (uno para cada edad), para ser trabajados con los padres. “Están en todas las salas periféricas, Materno Infantil, clínicas privadas, escuelas municipales y provinciales”, contó Vega.

►Prevención de accidentes de tránsito: se centraron en los dos factores de riesgo que producen más cantidad de muertes: la velocidad y el alcohol al conducir.

*”Presentamos un proyecto de aceptación de alcohol cero al conducir que fue llevado a la legislatura pero no tuvo muchos avances. También estamos promocionando y ayudando a los agentes de Tránsito para conseguir materiales y condiciones para que puedan controlar adecuadamente”, subrayó.

*”El tema de la velocidad es el factor más importante de riesgo. Comenzamos con la colocación de reductores de velocidad (lomas de burro o tachas en el asfalto), empezando por cercanía de escuelas, alrededor de las plazas, y en lugares adonde van los adultos mayores. También vamos por el uso del celular, regulando a los autos con polarizados, que deben circular como exige la ley. Queremos que el órgano de contralor no sea el inspector de tránsito, sino que se cumpla en la VTV”, añadió.

►Mordedura de perros: en la ciudad se dan muchos casos, y se trabaja para controlar la natalidad de los perros y la adopción de callejeros.