Tras la finalización de los comicios, podemos saber cómo quedará conformado el nuevo cuerpo deliberativo que estará en funciones desde el 10 de diciembre. Basándonos en los resultados provisorios, Cambiemos ganó 6 bancas, Unidad Ciudadana 4, y 1País 2. Las otras fuerzas en pugna no lograron obtener lugares en el HCD.

Los resultados no generaron demasiada sorpresa. El oficialismo mantuvo su ventaja, en una campaña donde sus candidatos no hablaron, y se apoyaron en la fuerza de la imagen pública de la gobernadora María Eugenia Vidal. Finalizó la noche con el 48.65% de los votos, levemente debajo del 50 % esperado.

Unidad Ciudadana logró fortalecer su espacio y conquistó cuatro bancas, incluyendo la de Verónica Lagos, respetada y querida por todo el movimiento feminista, con el 26.76% de los votos. Mientras que 1 País se afianzó como tercera fuerza, con el 10,45% de los votos y se quedó con dos bancas.

En cuarto lugar, con el 5.60% de los sufragios, quedó posicionado el histórico militante Alejandro Martínez, encabezando la lista local del Frente de Izquierda, mostrando un moderado pero sostenido crecimiento desde la creación del frente, y consolidado como “la alternativa de izquierda”. No habrá banca para el troskismo.

El quinto lugar se lo quedó Fernando Maraude, con el 4.49% de los votos para el Frente Justicialista Cumplir, el Espacio Randazista que sumó a la Leona Inés Arrondo, y al Movimiento Evita, logrando un importante resultado para una fuerza que se dio a conocer, y sufrió agresiones de opositores y ex compañeros.

En último lugar, con 4.05%, quedó Marcelo Artime con la lista de Acción Marplatense. Este resultado amerita un análisis más profundo, pero a priori hay que señalar que es la fuerza que viene de gobernar la ciudad en dos períodos consecutivos, y que sufrió una gran sangría en la disputa entre dos de sus referentes máximos, el ex intendente Gustavo Pulti, y el presidente del partido Santiago Bonifati, que podría terminar con este histórico espacio vecinalista.

Respecto a las bancas salientes y las que continúan en labor legislativa, la nueva conformación arroja una peligrosa mayoría automática al oficialismo, quitándole el peso de contralor que podía ejercer el Concejo.

El interbloque de Cambiemos alcanza  13 bancas con 5 que le aporta la Agrupación Atlántica: Guillermo Arroyo (2015-2019), Guillermo Sáenz Saralegui (2015-2019), Patricia Serventich (2015-2019), Marcelo Carrara –reemplaza a Patricia Leniz- (2015-2019), Mauricio Loria (2017 – 2021). Además, la UCR aporta 5 bancas: Mario Rodríguez (2015-2019), Natalia Vezzi – reemplaza a Juan Aicega- (2015-2019), Vilma Baragiola (2017 – 2021), Ariel Martínez Bordaisco (2017 – 2021), y Cristina Coria (2017 – 2021). El Pro suma a Guillermo Volponi (2017 – 2021), la Coalición Cívica a Angélica González (2017 – 2021) y Crear, con Alejandro Carrancio (2015-2019).

La primera minoría, la tendrá Unidad Ciudadana, con las bancas de Marina Santoro (2015-2019), el ex unibloque Balut Tarifa Arenas (2015-2019), Marcos Gutiérrez (2017 – 2021) que renueva su lugar en el concejo, Virginia Sívori (2017 – 2021), Daniel Rodríguez (2017 – 2021) y Verónica Lagos (2017 – 2021).

Acción Marplatense quedó mermado a 3 bancas: Claudia Rodríguez (2015 – 2019), Marcelo Fernández (2015 – 2019) y Santiago Bonifatti (2015 – 2019), de quién se dice podría pasarse a Cambiemos en el transcurso del año que viene.

El cuarto bloque, lo tendrá 1Pais, con las bancas que conquistaron Ariel Ciano (2017 – 2021) y la líder de gastronómicos Mercedes Morro (2017 – 2021).