Trabajadores del peladero de aves de Laguna de los Padres reclamaron por las condiciones de los productos y también por su situación laboral: “La empresa no quiere reconocer al sindicato ni a los delegados, y no podemos protestar por la precariedad en la que nos encontramos”, puntualizaron.

Cerca de las 9 del lunes comenzó una manifestación en la planta de Laguna de Los Padres de la firma Toledo donde se trabaja con productos avícolas. Se trató de los trabajadores de la planta que se mostraron cansados de su situación.

“Estamos reclamando porque la empresa no quiere reconocer al sindicato ni a los delegados, y se están abusando de los compañeros”, expresó Rubén Oscar Godoy, secretario general del Sindicato de Plantas Faenadoras de Aves de la ciudad. En ese marco, contó que ni siquiera los dejan salir para participar de las actividades gremiales como esta protesta.

“No pensamos movernos hasta que nos reciban las autoridades de la empresa”, aseguró y sostuvo que no sólo reclaman por las malas condiciones laborales, sino que los productos se trabajan en formas sumamente precarias.

“Las condiciones de los pollos a la venta infringen las normas de calidad, las buenas prácticas de manipulación no las cumplen. Para darse una idea, tienen los pollos en el piso y eso es lo que se vende directamente al público”, se lamentó Godoy.

Las mejoras para el sistema laboral dejaron ver una vez más la forma en la que se trabaja en una planta que ya fue denunciada numerosas veces y que sigue operando de manera irregular, a pesar de que deberían existir controles para que eso no suceda.