El ex intendente, quien junto al ex secretario de Hacienda Daniel Pérez están imputados por malversación de caudales públicos e incumplimiento de los deberes de funcionario público y cuya causa fue elevada a juicio oral y público por el juez de Garantías Saúl Errandonea, sostuvo que se trata de “denuncias realizadas con intenciones políticas”.

“Estamos convencidos que usar recursos afectados y financiamiento transitorio para pagar sueldos y garantizar el normal funcionamiento de la municipalidad, no es delito”, remarcó Pulti, quien aseguró que “no ha habido daño para el erario público, ni beneficios para ningún particular. Solo perseguimos con esas decisiones tomadas en circunstancias adversas, que ni los vecinos ni los trabajadores municipales se vieran perjudicados”.

El ex jefe comunal destacó que “resulta paradójico que el mismo intendente que cuestionó y llevó a la justicia estas decisiones haga diez veces lo mismo o peor, sin cuestionamientos”. El líder del partido Acción Marplatense dijo que la gestión denunciante ha usado fondos de terceros y descubierto bancario “en su caso sin autorización de ningún tipo”.

Por último, Gustavo Pulti sostuvo: “Ratificamos que vamos a pedir el sobreseimiento total y absoluto en todas las instancias que correspondan. Estamos convencidos de haber actuado con corrección y defendiendo los intereses de los vecinos de Mar del Plata y Batán”.