El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 3 dio a conocer la sentencia a César Rubén Galera, por haber golpeado y abusado de una joven que esperaba el colectivo en el barrio Playa Los Lobos, el 5 de mayo de 2016. El caso se sumó a otra violación por la que había recibido otra pena.

La lectura de la resolución de Juan Manuel Sueyro, Fabián Riquert y Mariana Irianni fue seguida con atención por los familiares de la víctima que habían llegado al Palacio de Tribunales desde temprano. El acusado también se encontró presente, a pesar de que en algunas instancias del juicio decidió no estar en la sala.

Galera fue condenado a 22 años de prisión, tal como había pedido la fiscal Andrea Gómez, y se le suma otra causa por violación cometida en Miramar, por la que tuvo que estar 12 años encarcelado.

El hombre de 36 años fue encontrado culpable de robo calificado y abuso sexual agravado debido al uso de arma y el acceso carnal, y los jueces aseguraron que existían pruebas suficientes para acreditar su responsabilidad en ambos hechos, a pesar que desde la defensa pidieron al absolución.


Los hechos

El 6 de Mayo de 2016 Josefina, una joven de 23 años residente del barrio Playa Los Lobos fue sorprendida por un hombre, al que reconoció posteriormente como Rubén Galera, quien la golpeó y la arrastró hacia un descampado de la zona. Allí la violó, y le robó su ropa interior, el chip del celular y otros objetos que la joven portaba consigo.

Galera tenía una condena a 16 años de prisión por una violación previa, y estaba con salidas transitorias otorgadas por el juez Juan Galarreta “por buena conducta”, aún cuando Galera intentó violar a una trabajadora de salud dentro del penal en el que cumplía su condena.

Doce días después de la violación, la policía detuvo a Galera en el marco de un allanamiento a una vivienda en calle San Cayetano al 1700, donde encontraron las pertenencias robadas a la víctima.