Hasta las 24hs rige el paro de las y los trabajadores de televisión de todo el país. La medida de fuerza se hizo sentir con cambios en la programación, precarización de la calidad de emisión y una masiva movilización en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el marco de la negociación paritaria.

La medida de fuerza se llevó a cabo con permanencia en los lugares de trabajo. Marco Rodríguez, secretario Gremial del SATSAID Mar del Plata expresó: “Llegamos a nuestra segunda medida de fuerza este mesa dado que el sector empresario, la cámara Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas (ATA) que nuclea la televisión por aire no manifiestan ninguna intención en mejorar la propuesta salarial para acercarse a nuestro pedido de aumento del 29%”.

Ayer se mantuvo una reunión de las 14 hs a las 19 hs donde no se llegó a ningún acuerdo, hoy no hubo reunión, y el ministerio fijó una reunión para el próximo lunes 4. Hasta el momento no hay nada. Por tal motivo, el gremio concretó este segundo paro por 24 hs en lo que va del mes, medida que sólo encuentra antecedentes en la puja paritaria del año 2006. Cabe señalar que la paritaria lleva 60 días sin acuerdo, y con poca voluntad del empresariado de acercarse al monto solicitado por los trabajadores, un pedido por recomponer el salario cuyo poder adquisitivo se perdió con la inflación.

“El acatamiento en Mar del Plata fue total, tanto en Canal 8 y Canal 10 como en productoras, y eso se vió reflejado en la falta de noticieros en Canal 8 y en las desprolijidades evidentes en los programas locales de Canal 10, que decidió emitir contenidos poniendo al personal jerárquico y fuera de convenio a cubrir puestos de los trabajadores que están de paro” aseveró Rodríguez.

Desde el SatSaid explican que consideran este “apriete” para forzar los cambios en el CCT en la negociación paritaria, como parte del plan de reforma laboral y previsional que propone el gobierno, como profundización del modelo neoliberal.

Desde el gremio, analizan: “A esta problemática de desacuerdo entre el empresariado y el gremio, está jugando un tercer actor, que es el gobierno a través del ministerio de trabajo que insiste con que en esta negociación se presione para tocar el convenio colectivo de trabajo; motivo por el cuál está complicada la negociación porque nuestro gremio está decidido a defender sus derechos laborales. Están coaccionandonos ‘cerramos el acuerdo salarial a cambio de sacar condiciones o derechos obtenidos en el convenio”.