Ante el posible paro anticipado por el Sindicato de Trabajadores Municipales en caso de que no se depositen los sueldos, desde el Ejecutivo respondieron que van a tener la misma actitud que hasta el momento. “Ellos no tienen argumentos, lo nuestro está sustentado en leyes”, manifestaron.

Los cruces Municipales – Ejecutivo no cesan, y ante la asamblea general en donde los trabajadores votaron por otorgar el mandato a la cúpula del STM para adoptar y decretar medidas de fuerza en caso de incumplimientos en sueldos y condiciones laborales, desde la Comuna salieron con los tapones de punta.

En ese sentido, ratificaron su última postura adoptada luego de que se informara que no pagarían los salarios a la cúpula sindical “por reiteradas ausencias a sus puestos”: “Hemos tomado conocimiento de un comunicado que el STM realizó ayer en el cual nuevamente vuelven a anunciar con anticipación medidas de fuerza eventuales. Es decir, si ocurre un hecho, tomarán una medida de fuerza, pero es ilógico el tiempo”, reflexionó el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente.

“Es algo que han hecho desde el primer día de gestión del intendente Arroyo y lo que hace es confirmar que no tienen mayores argumentos que no sean medidas de fuerza de carácter condicionales, cuando no hay nada concreto. Lo cierto es que las medidas que ha tomado el Ejecutivo están sustentadas en leyes, tienen una finalidad de transparentar la relación del Ejecutivo con sus empleados y mantener la aplicación de las normas del empleo público municipal en cuanto a la relación con el sindicato y los trabajadores”, agregó.

Sin dejar dudas hacia el futuro, indicó que van “a seguir trabajando para que el Ejecutivo Municipal se maneje en ese contexto de cumplir con la ley 14.656”.

“Hacer anuncios una semana antes de un posible paro municipal por si llega a darse un suceso, que no está anunciado y es un hecho que no está en riesgo ni puesto en tela de juicio es algo político”, remató.