Al equipo marplatense le costó reponerse del viaje a Río Negro y, tras caer ante Cipolletti, en su vuelta al Minella estuvo lejos el nivel que acostumbra, desde lo futbolístico y la intensidad, y volvió a perder puntos al igualar 1 a 1 con Sansinena, por la decimosexta fecha de la Zona 1 del Torneo Federal A.

Ya son cuatro los partidos sin conseguir la victoria por el lado de Alvarado que, por momentos, lo padeció el choque ante los de General Cerri, porque tenía la pelota pero no la sabía administrar, se engolosinó con el ingreso de Albarracín y apostó mucho al pelotazo para los dos delanteros y no atacó por las bandas como lo había hecho en sus anteriores presentaciones como local y que le había dado resultado.

Cuando lo intentó, generó lo mejor de esa primera mitad, con un centro de Urquiza que despejaron, Litre la paró de pecho y metió el derechazo cruzado que, por centímetros, no alcanzó a conectar Lucero por el segundo palo. Enseguida, un envío del mismo sector fue cabeceado sin fuerza ni puntería por Albarracín y se perdió afuera. Antes, Matías Caro había insinuado con un tiro libre por encima de la barrera que se fue apenas alto.

Pero además de eso que hizo en ataque, que no fue mucho, sufrió en defensa. El cansancio de los centrales, en muchos casos, se notó ante delanteros más rápidos y Gabriel Jara estuvo cerca de convertir en dos ocasiones. Primero en un claro mano a mano (arrancó adelantado) que tapó Juan Francisco Rago, después se jugó el cuerpo para llevársela con el pie afuera del área, se le fue larga y Dambolena probó casi de mitad de cancha apenas arriba. Y en la otra, quedaron dos contra dos, Abaca junto a los zagueros y tocó adentró par Jara que perdió ante el rápido achique de “Panchito” que desactivó el peligro.

La segunda mitad no mostró nada muy distinto. Algo más activo empezó el “torito” que tuvo la apertura del marcador en los pies de Lucero, pero Agüero achicó rápido y alcanzó a tapar la definición. Sin embargo, volvió a las lagunas, arriesgó demás en defensa poniendo en peligro su propio arco, pero sin pasar mayores sobresaltos. Hasta que a los 15′, Castro buscó a Lucero por encima de los defensores y el neuquino la bajó con zurda y metió el derechazo bajo que se coló contra la base del caño derecho: 1 a 0.

Con la ventaja, todo parecía facilitarse y había que ver si Sansinena se animaba a más o seguía apostando a la velocidad de los atacantes. Y eso hizo, casi sin buscarlo, a los 23′, un desborde de Jara terminó en centro, fallaron Rago y los defensores y Juan Pablo Schefer, en absoluta soledad, empujó por el segundo palo para asestar un mazazo en el Minella.

El empate de Sansinena se sintió y el cansancio hizo mella en las piernas y la cabeza. Alvarado se repitió en centros que tuvieron mayormente destino en las manos de Agüero y la cabeza de los defensores, que enfriaban el partido y se conformaban con el punto. El premio por la búsqueda, con más garra que juego, casi llegó a dos del final, en otro de los tantos envíos al área, falló Agüero y Marcos Litre, de primera, la tiró apenas arriba, para ahogar el grito y quedar con las ganas de asegurar la clasificación, cosa que consiguieron Villa Mitre y Ferro de Pico, más allá de que el “torito” esté mejor posicionado en la tabla.

Nuevamente le empataron un encuentro que iba ganando y tenía controlado. El miércoles a las 17, visita a Rivadavia en Lincoln y con un punto se meterá en el octogonal.