Se trata de Yonatan Maurette, un cabo del Ejército que arrolló y arrastró por 12 cuadras a un joven el domingo a la madrugada, mientras conducía alcoholizado. Está acusado de homicidio simple con dolo eventual, y continuará detenido. Solicitan a los testigos que aporten declaraciones.

El hecho que estremece a la ciudad ocurrió el pasado domingo a la mañana, cuando Yonatan Mourette (Cabo 1º del GADA 601) conducía con su vehículo particular (un Peugeot 206) y al llegar a la intersección de Colón y 190 atropelló a Nahuel Barragán y su acompañante, que se encontraban sobre una motocicleta. Desde allí, arrastró al joven con su coche por 12 cuadras hasta Remedios de Escalada entre Belgrano y Moreno.

“Acaba de acercarse al Palacio de Tribunales. Tuvo la entrevista previa con uno de los defensores (Gonzalo La Menza) y optó por no prestar declaración”, explicó el fiscal de Delitos Culposos, Pablo Cistoldi, a cargo de la casusa.

En ese marco, detalló que la calificación es bastante compleja: homicidio simple con dolo eventual en concurso ideal con abandono de persona seguido de muerte y lesiones leves por la segunda persona. “Ya se hizo el pedido de detención por lo que continuará en esa condición”, agregó.

En las próximas horas, se analizarán con más detenimiento los llamados al 911 para buscar más testigos, y las imágenes de seguridad, aunque la cámara cercana no tomó el momento del hecho. “Para mí es importante como fiscal el momento de la muerte”, aclaró Cistoldi.

Las pericias psicológicas serán el siguiente paso, que se sumarán a las ya realizadas. “Tenemos que analizar las condiciones en que estaba el imputado. El hecho tiene un rasgo de barbarie al que nos estamos acostumbrando como ciudad, que se vuelve cada vez más peligrosa”, reflexionó el fiscal.

Además, pidieron a las personas que tengan datos que se acerquen a la fiscalía de Gascon al 910: “Si saben o vieron algo que aporte a la causa, es necesario que vengan”.