La situación que viven los guardavidas es crítica. A inicios de la temporada, no cobraron sus salarios y no reciben respuestas de las autoridades municipales. Algunos aún no percibieron los haberes correspondientes al mes de Octubre. Desde las 10:30 de la mañana, se hicieron oír entre silbatos, bombos y bombas de estruendo, en la esquina de La Rioja y San Martín, para diferenciarse de la protesta de Luro e H.Yrigoyen.

Los dos gremios que representan a los trabajadores que garantizan la seguridad en playas, Unión de Guardavidas Agremiados (UGA) y el Sindicato de Guardavidas y Afines, realizaron una ruidosa protesta de forma conjunta ante el grave incumplimiento del pago de salarios por parte de la gestión de Cambiemos en el municipio. Llegan a la protesta, tras la catarata de llamados y notas sin respuesta.

“Hay trabajadores que no cobraron el sueldo de octubre” afirma Gustavo Weber, en referencia a los guardavidas de Playa Chapadmalal. “Además, se le adeuda a todos el salario de Noviembre” agrega.

Lo preocupante de la situación, es que al problema de la falta de pago del salario (el sustento de las familias de los trabajadores) se suma la falta de respuestas de la gestión. Además, hay 9 trabajadores (y miles de bañistas) en riesgo, porque al caerse la concesión de las Unidades Turísticas de las Playas Terrazas del Mar y La Sirena, no se sabe quién se hará cargo de emplear a los guardavidas que cuidaban esos territorios.

Los gremios piden que el municipio absorba a los 8 trabajadores de la zona norte y al guardavidas de zona sur, para garantizar la seguridad en esas playas y para preservar los puestos de trabajo. Antes del mediodía, tuvieron una infructuosa reunión, y volverán a sentarse con las autoridades a las 16:30 hs.