En un día convulsionado por la confluencia de protestas, el conflicto social tomó las calles. A las 10 hs ATE concentró frente al Ministerio de Trabajo, 10:30 hs guardavidas iniciaron un “ruidazo” y al mediodía cooperativistas cortaron la calle denunciando la falta de diálogo del gobierno que continua sin dar respuesta a la necesidad urgente de trabajo y alimentos.

La protesta de las cooperativas parecería un deja vu, si no fuera por que pasan las estaciones y la desesperación por la urgencia de los derechos desatendidos se profundiza. Asombra el cinismo de un gobierno que hizo campaña hablando del diálogo, y hace oído sordo a la realidad de los más vulnerables.

Nuevamente, las y los integrantes de cooperativas de trabajo nucleados en la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie, y la Corriente Clasista y Combativa realizaron una movilización con cortes de calle y ollas populares para reclamar por la continuidad de obras que significan el trabajo de cientos de marplatenses, y alimentos para los comedores, donde la demanda se acrecienta día a día.

Valeria Castaño, referente de CTEP señaló que además acompañan otros reclamos. “Nos solidarizamos con los compañeros estatales y nos sumamos al rechazo a la iniciativa del gobierno para quitarle derechos a los trabajadores con las reforma laboral, previsional y tributaria, y el intento por seguir achicando al estado dejando a trabajadores en la calle”.