El polémico juez ordenó la detención a la madrugada. Es por la denuncia del ex fiscal que había sido desestimada en 3 instancias.

El juez Bonadio lo hizo de nuevo y ahora ordenó a detener a Carlos Zannini, Luis D´Elía y Fernando Esteche por la denuncia de Nisman por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA.

Pasadas la 1:30 de la madrugada, el ex secretario de Legal y Técnica y ex candidato a vicepresidente por el FpV en 2015 fue apresado por la Policía Federal en la puerta de su casa, en Río Gallegos. Se esperaba que el ex funcionario fuera detenido a las 7 de la mañana, como ocurrió con Amado Boudou, pero los hechos se adelantaron.

D´Elía, por su parte, fue llevado por la Policía pasadas las 7 desde su domicilio en Laferrere, en el partido de La Matanza. Al salir, exclamó: “¡Basta de dictadura macrista!”.

Resta saber qué decisión tomará Bonadio en relación a la ex presidenta y senadora electa Cristina Kirchner. La referente de Unidad Ciudadana ya tiene fueros, por lo que posee inmunidad de arresto.

Las detenciones se tomaron en el marco de la denuncia del ex fiscal de la UFI AMIA por presunto encubrimiento del atentado ocurrido en 1994. La denuncia fue desestimada por el juez Rafecas en dos oportunidades, por la Cámara Federal en una y por el fiscal ante la Cámara de Casación Penal Javier De Luca. El año pasado, fue reabierta y por una denuncia paralela del fiscal Moldes es que el expediente recayó al juez más polémico de Comodoro Py.

Aun se desconocen los fundamentos del fallo que dictó el magistrado para llevar adelante esta medida. Semanas atrás, la Sala II de la Cámara Federal dictó un peligroso antecedente, según el cual cualquier funcionario o ex funcionario es plausible de ser detenido ante una imputación judicial por poseer “contactos” que podrían entorpecer la investigación, algo que habilitaría a detener a cualquier funcionario.

(24CON)