Como es habitual, todos los jueves se realiza la marcha de las Madres de Plaza de Mayo en las puertas de la Catedral, pero en esta ocasión se realiza de una manera ampliada en su recorrido y duración, en sintonía con la que se lleva a cabo en Capital. La persecución política a opositores al gobierno es uno de los motivos. Cerca de mil personal participan.

En diálogo con La Posta, una de las Madres, Irene Molinari confirmó que “convocamos bajo el lema “La Falta de Trabajo es un Crimen”. Las política neoliberales que está llevando a cabo este gobierno, conducen a la destrucción del empleo, al aumento de la pobreza y por eso creemos necesario hacer un reclamo y exigir un cambio de rumbo”.

Irene Molinari sostuvo que “las Madres convocamos a esta marcha que se hace paralelamente en Buenos Aires, lugar en donde va a continuar el día de mañana.La marcha del los jueves es abierta a todos, pero esta vez se extiende hasta las 20 o más, en donde vamos a marchar de manera continua”.