[#TeatroColón] Otra afrenta a la memoria, la verdad y la justicia

1263

Mientras en Mitre y San Martín caminaba la Marcha de la Resistencia acompañando a las Madres de Plaza de Mayo con el lema “La falta de trabajo es un crimen”, en el Teatro Colón hacían quitar una placa que recuerda los nombres de tres actores detenidos desaparecidos de la ciudad. La situación generó resistencia, y quedó registrada.

Ayer mientras estaba en la Marcha de la Resistencia de Madres se nos acercó un compañero, actor marplatense, y no dijo que le habían quitado de la puerta del Teatro Colón la placa que recuerda a los 3 actores marplatenses desaparecidos durante la última dictadura (Gregorio Nachman, Luis Antonio Conti y Carlos Waitz) – Nos fuímos al Teatro a pedir explicaciones. Primero salió una empleada y nos dijo que los técnicos la habían sacado porque se estaba por caer y la podían robar (hace 8 años que está esa placa y nuna la quisieron robar). Luego salió el Director del Teatro Colón, Marcelo Gobello, al que no le gustó demasiado en un principio que lo filmen y tener que dar explicaciones (incluso saludó ironicamente a la cámara). Nos dijo que por cuestiones de seguridad (?) la habían quitado porque estaba agarrada de 4 torinillos (siempre la placa tuvo 4 tornillos) – Luego dijo que él no la había retirado, sino los técnicos del Colón y luego que él había hablado con la gente del Teatro para poner la placa adentro (invisibilizandola y dejando que sólo pueda ser vista por quienes ingresan al teatro y no por todos lo transeúntes que pasan por ahí) – Todo esto lo hicieron pasando por encima de una Ordenanza Municipal y sin consultarlo con la Asociación Argentina de Actores y la Comisión por los Juicios Verdad, Justicia y Memoria. Luego de unos minutos el Director del Colón se comprometió a reponer la placa (que se encontraba en su despacho) y 2 horas despúes pudimos ver que finalmente los nombres de Nachman, Conti y Waitz estaban donde debían estar, en la puerta del Teatro Colón. Hoy más que nunca debemos ser guardianes de la Memoria, la Verdad y la Justicia. Porque a veces, disfrazándose de buenas intenciones, te hacen desaparecer a un desaparecido.

Posted by Juan Marco Candeloro on Friday, December 8, 2017

Juan Marco Candeloro, periodista y activista de derechos humanos lo registró en video con su teléfono, y relató la situación: “Ayer mientras estaba en la Marcha de la Resistencia de Madres se nos acercó un compañero, actor marplatense, y no dijo que le habían quitado de la puerta del Teatro Colón la placa que recuerda a los 3 actores marplatenses desaparecidos durante la última dictadura (Gregorio Nachman, Luis Antonio Conti y Carlos Waitz). Nos fuimos al Teatro a pedir explicaciones”.

 

La placa fue instalada en ese lugar hace ocho años, y nunca intentaron robarla, pero un posible intento de robo es lo que intentaron enarbolar como justificativo las autoridades: “Primero salió una empleada y nos dijo que los técnicos la habían sacado porque se estaba por caer y la podían robar . Luego salió el Director del Teatro Colón, Marcelo Gobello, al que no le gustó demasiado en un principio que lo filmen y tener que dar explicaciones (incluso saludó irónicamente a la cámara). Nos dijo que por cuestiones de seguridad (?) la habían quitado porque estaba agarrada de 4 tornillos (siempre la placa tuvo 4 tornillos). Luego dijo que él no la había retirado, sino los técnicos del Colón y luego que él había hablado con la gente del Teatro para poner la placa adentro, invisibilizandola y dejando que sólo pueda ser vista por quienes ingresan al teatro y no por todos lo transeúntes que pasan por ahí” cuenta Candeloro.

 

La placa, además, cuenta con el respaldo de una ordenanza. Hay una norma que dispuso allí su emplazamiento y permanencia, con el aval del cuerpo deliberativo de la ciudad. “Luego de unos minutos el Director del Colón se comprometió a reponer la placa (que se encontraba en su despacho) y 2 horas después pudimos ver que finalmente los nombres de Nachman, Conti y Waitz estaban donde debían estar, en la puerta del Teatro Colón”.

 

No parece casual que esta afrenta a la memoria se de en simultaneo a la criminalización y cacería de los líderes de la oposición, en medio de un contexto represivo con muertos. Además, sucede en la misma semana en que el hijo de uno de los actores detenidos desaparecidos citados en la Placa prestó declaración en un juicio de lesa humanidad: “Hoy más que nunca debemos ser guardianes de la Memoria, la Verdad y la Justicia. Porque a veces, disfrazándose de buenas intenciones, te hacen desaparecer a un desaparecido” concluye el periodista testigo.