Este lunes, cerca del mediodía el Deliberativo homenajeó a los ediles salientes, algunos de los cuales acumulaban varios períodos consecutivos ocupando una de las 24 bancas, con la entrega de la tradicional medalla por haber sido parte del cuerpo. Fue un acto emotivo por varios motivos, entre ellos, el reconocimiento al fallecido edil José Cano.

Luego de las elecciones del pasado 22 de octubre, el Concejo Deliberante renovará la mitad de sus bancas y este mediodía fue el momento de la salida de aquellos que ya no formarán parte de los bloques y también el reconocimiento para los que renovaron su banca en el último comicio.

Tal vez el más llamativo de los reconocimientos fue el que recibió el actual intendente, Carlos Arroyo, que aún era concejal por la Agrupación Atlántica, aunque con pedido de licencia. La medalla se la entregó su hijo, el concejal Guillermo Arroyo y como era de esperar, el jefe comunal quebró en llanto. Arroyo fue reemplazado durante estos dos años por Javier Alconada Zambosco, quien también recibió una medalla.

Otro caso particular fue el de Héctor Rosso, concejal desde hace 16 años. Rosso estuvo 3 períodos consecutivos como edil y finalizó su gestión formando parte del bloque del Frente Renovador junto a Cristian Azcona, aunque la mayoría de los años de Concejo fueron en el bloque de Acción Marplatense. “Después de muchos años, a partir de mañana uno no va a tener que ver con la actividad parlamentaria de la ciudad”, comentó.

Otro de los que se despidieron de la banca después de mucho tiempo, es el radical Eduardo Abud quien con 12 años de concejalía es el que le sigue a Rosso en antigüedad dentro del cuerpo. “Ahora me iré a mi casa, a estar con mi familia, mis nietos, aunque uno nunca se aleja por completo de la política”, sostuvo.

También con 12 años ininterrumpidos, se despidió del Concejo el radical Nicolás Maiorano, quien recordó que cuando asumió “había un Concejo totalmente distinto al que hay ahora. Había más discusión política. Era otro Concejo, no había tanta grieta y chicana política”.

Con un período en su haber, dejó la banca Cristian Azcona quien hasta hoy fue el presidente del bloque del Frente Renovador 1País, espacio político que en nuestra ciudad sufrió una fractura con el alejamiento de Fiorini y Carrancio pero que este año incorporó a Héctor Rosso. El bloque sumó dos ediles para el próximo período: Ariel Ciano y Mercedes Morro. “Hago un balance positivo. Fue una experiencia rica y saludable con un compromiso con la ciudad”, reconoció Azcona.

El Dr. Alejandro Ferro, hasta hoy concejal de Acción Marplatense, ocupó la banca sólo por 4 años, aunque cuenta con 6 años en los que formó parte del Ejecutivo, en la cartera de Salud. “Hoy ya me puse un nuevo guardapolvo blanco y arranqué otra vez mi tarea en el Hospital Interzonal”, confirmó mientras se despedía del Concejo.

Por su parte, el actual Senador Provincial Lucas Fiorini deja el Legislativo después de 4 años, habiendo formado un nuevo bloque junto a Alejandro Carrancio, luego de la escisión del Frente Renovador. El espacio “Crear”, ahora también se ha sumado a “Cambiemos”. Fiorini sostuvo que “el balance lo tiene que evaluar la gente pero creo que es positivo. Trabajé honestamente y con todas las capacidades que pude, cerca del vecino”.

También recibieron sus medallas Javier Alconada Zambosco de Agrupación Atlántica, quien reemplazó al intendente Arroyo por dos años; Vilma Baragiola de la UCR, quien estuvo de licencia los últimos dos años por ser la titular de Desarrollo Social y renovó su banca en las últimas elecciones; Cristina Coria, presidenta del bloque UCR, renovó su banca por 4 años más; Marcos Gutiérrez de Unidad Ciudadana, quien renovó su lugar por 4 años más; Gonzalo Quevedo de la UCR, reemplazó a Vilma Baragiola los últimos dos años; Daniel Rodríguez, presidente del bloque de Unidad Ciudadana, también renovó su banca; y Federico Santalla de Agrupación Atlántica, quien reemplazó al concejal José Cano cuando este ocupó la titularidad de la Secretaría de Hacienda y cuando falleció.

El momento más emotivo se vivió cuando se le entregó la medalla correspondiente a la esposa de José Cano, el concejal que falleció este año después de una larga enfermedad, cuya partida causó conmoción en el ambiente político local. Su mujer recibió la medalla de manos de un emocionado Eduardo Abud y con un cerrado aplauso de todos los presentes que, de pie, homenajearon a José.