Representantes de Camioneros, Municipales y Uocra, se reunieron para repudiar el accionar del Ejecutivo ante el conflicto en el predio de recolección final de residuos, que mantiene a Mar del Plata entre bolsas. “Les sigue ganando la soberbia”, apuntaron. Conocé a qué se debe el enojo de los sindicalistas.

Continúa el conflicto en el predio de disposición final de residuos y empeora a cada hora. Ayer por la noche hubo incidentes y la seguridad no se garantiza. Sumado a esto, cada vez hay más gente que vive de la basura y en condiciones infrahumanas, sin que desde el Municipio muevan un sólo dedo para garantizarles condiciones mínimas de salud.

Juan Vargas, secretario adjunto del gremio de Camioneros, contó que el conflicto surgió debido a que el Municipio no está aportando la policía para garantizar la tranquilidad y que se pueda realizar la descarga de una manera normal: “Si bien ayer dijeron que iban a llevar seguridad privada, no sucedió. Lo único que queremos es resguardar la integridad física de nuestros afiliados, porque ayer nos empezaron a cascotear los camiones”.

Al parecer, hubo promesas desde el Ejecutivo para los recicladores que no fueron cumplidas, y eso generó enojo entre ellos y una represalia hacia cualquier persona que se acercara al predio. “Lo que pasa es que en el momento de la descarga no puede haber recicladores. Los trabajadores municipales nos indican el lugar donde se puede descargar pero no lo quieren ir a hacer porque no hay seguridad. Entonces, ya hubo episodios con muertos y heridos, de gente que se abalanza ante un camión cuando llega la basura y no queremos que vuelva a pasar. Nosotros tomamos la medida de que hasta que no haya seguridad, vamos a mantener“, adelantó Vargas.

El secretario general de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) local, Jorge Trujillo, indicó que es un momento difícil para Mar del Plata: “A nuestros trabajadores no los han dejado ingresar, pero queremos aclarar que no estamos de paro. Mar del plata hoy tendría que ser la belleza de la Costa Atlántica pero está muy sucia y nosotros no vamos a permitir que nuestros trabajadores sean atacados”.

Mientras tanto, apuntó de lleno al Ejecutivo: “Tienen que entender que este no es un tema gremial, sino municipal. Tienen que garantizar la seguridad de los trabajadores. Y lamentablemente, no nos han llamado, les sigue ganando la soberbia”.

“Dudo de la capacidad de Arroyo”

Antonio Gilardi, secretario del STM, también aprovechó los cañonazos hacia el intendente y lo criticó junto con el titular del EMSUR: “Hace dos meses Leitao se comprometió a darle solución a la seguridad y a poner en condiciones el predio, que está en un estado lamentable pero no se cumplió absolutamente nada”.

“Los marplatenses pagan un impuesto que no es retribuido y eso es una vegüenza. Le vamos a exigir a Arroyo que cumpla con las obligaciones que tiene, que se reciba de intendente, (cosa que dudo por su escasa capacidad) y que se ponga los pantalones largos”, lanzó, en pie de guerra.