El vocero de la Armada, capitán de navío Enrique Balbi, informó que de las tres inspecciones visuales que se realizaron ayer en diferentes oportunidades “ninguna corresponde al submarino ARA San Juan”, con el que se tuvo contacto el último 15 de noviembre, al tiempo que confirmó la suspensión del contralmirante Luis López Mazzeo, un alto mando de la fuerza.

López Mazzeo es un comandante de Adiestramiento y Alistamiento Naval. Durante una conferencia de prensa el vocero de la Armada aclaró que se trata de una suspensión “temporaria” y “preventiva”, en el marco de la investigación que lleva adelante la fuerza, en forma paralela a la que realiza la jueza de Caleta Oliva, Marta Yañez.

“Ninguna observación es del submarino”, indicó el vocero cuando mostró las imágenes tomadas a 950 metros de profundidad. “Son malformaciones del fondo”, explicó. Según detalló, tres objetos fueron investigados ayer por el buque Atlantis en la zona de operaciones. “Los otros tres se inspeccionarían hoy aprovechando que la meteorología es buena”, adelantó.