No se trata de un viaje de egresados, como pasa con otros chicos de distintos puntos del país. Los alumnos que asisten al colegio Del Libertador vienen trabajando desde hace un año con la Fundación “No Me Olvides” en distintas actividades, que culminaron en una emocionante visita a las Islas Malvinas. Son marplatenses los primeros jóvenes en llegar tras el reconocimiento de los caídos. Hasta allí fueron, con carteles, para rendirle homenaje a la memoria argentina.

El pasado 7 de diciembre comenzó el viaje desde Mar del Plata hasta las Islas Malvinas. El ex combatiente Julio Aro, de la Fundación “No Me Olvides”-un espacio que impulsó el Proyecto ADN-, viajó junto a su hija Tania y con los alumnos Martina Sarraute, Martina Zustovich, Paula Pombo, Lucas Litwin, Clara Kurchan, Giuliana Vanzato y Luz Delestal.

Ellos, son los primeros en visitar el Cementerio de Darwin tras la identificación por parte del Comité Internacional de la Cruz Roja de los 88 héroes allí enterrados que hasta hace pocos días permanecían como “soldados sólo conocidos por Dios”. Con el permiso de sus respectivas familias, llevaron carteles con el nombre de algunos caídos en el combate, para rendirle homenaje a su memoria.

Giuliana Vanzato, habló con La Posta y contó cómo se sintió durante la primera salida en las Islas Malvinas: “Fue muy fuerte. Nosotros venimos trabajando todo un año en este proyecto conociendo, informándonos y escuchando a ex combatientes y siempre se nos habló sobre el no reconocimiento, ¿no? Y cuando llegamos, y vimos las lápidas que decían soldado argentino sólo reconocido por Dios, es como que te cae la ficha porque lo vivís en primera persona”.

Sobre la experiencia de su viaje -que terminará el próximo sábado- la alumna marplatense sostuvo que: “Es increíble. Vinimos con otra idea y la verdad es que es hermoso. Mas allá de la historia que es un museo vivo porque cuando vas a Monte Longdon y los demás lugares donde estuvo la batalla, están las municiones, todas las cosas están intactas. Las zapatillas flechas, por ejemplo que tenían los chicos, todavía están. Además de eso que es super interesante y fuerte, hay paisajes hermosos, con playas vírgenes y pingüinos. Hermoso”.

Razón por la cual, recomendó a todos los que puedan a concretar este viaje a las Islas Malvinas. “Valoré muchísimo la causa Malvinas. Entendí lo que es reconocer a tu patria, y que hubo gente que realmente dio la vida. Todos tendríamos que intentar comprender que chicos de nuestra edad dieron su vida por la patria”, concluyó.