Lo afirmó el concejal, Presidente del Comité de la Unión Cívica Radical de General Pueyrredon, luego de la fallida sesión del Congreso, en la cual el Gobierno Nacional pretendía aprobar el proyecto de reforma previsional, y los hechos de violencia que se vivieron dentro y fuera del recinto legislativo.

“Ojalá mi partido, el radicalismo, presente alternativas para mejorar este proyecto, que es un claro retroceso para los jubilados, pensionados y beneficiarios de la AUH, y no aparezca como simple acompañante, sino que se transforme en un actor propositivo. Para ello, es necesario que se entienda que es fundamental retomar el camino del diálogo y la búsqueda de consensos, que por otra parte es lo que le propusimos a los argentinos luego de años de crispación permanente”, expresó Mario Rodríguez.

“En nuestro país hay un tercio de la población y la mitad de nuestros adultos mayores por debajo de la línea de pobreza. Alem siempre nos enseñó que los radicales debíamos ser la causa de los desposeídos, y Raúl Alfonsín nos instaba a trabajar para construir una verdadera democracia social. Ojalá no lo olvidemos, y tengamos presente que recortar jubilaciones no es progresista”.

“Espero que las máximas autoridades de los Comités Nacional y Provincia, y los bloques legislativos, reflexionen sobre estas cuestiones tan sensibles, y no acompañen con mansedumbre bovina, como decía Lebensohn, las órdenes que vienen de arriba. Están a tiempo”, sentenció el dirigente radical.