Decenas de guardavidas se manifestaron este mediodía en la esquina de la Municipalidad para exigir que los reciban y discutir así, el acuerdo paritario. Hace dos días el intendente les prometió que la situación se resolvería, sin embargo el conflicto continúa.

La de los guardavidas es una de las manifestaciones más ruidosas. Bombos, redoblantes, trompetas y gran cantidad de pirotecnia, son acompañados del incesante sonar del clásico silbato que utilizan a diario en su trabajo. Es que todos los años en esta época pasa lo mismo. Esta vez, no están haciendo paro, solo esta visibilización de la problemática.

Carlos Miguelena, referente de la Comisión Directiva del Sindicato de Guardavidas dijo que “por el momento esto es una manifestación, estamos a la espera de que el Ejecutivo nos atienda para charlar el tema salarial y además hay un tema agregado, de la señora gobernadora, que ha presentado un proyecto con fuerza de ley para la derogación de la ley del acogimiento para el régimen jubilatorio para guardavidas”.

Miguelena hizo referencia a esta situación que se repite año a año: “Vamos a ser honestos, esto es responsabilidad exclusiva de los gobernantes. No hay motivos para llegar a estas situaciones, pero no conseguimos otra forma de manifestarnos que con esta manera ruidosa”.

El guardavidas recordó que “habíamos quedado que nos encontraríamos el martes con el secretario de Hacienda, pero no nos recibió. Arroyo nos dijo que este jueves nos recibiría, pero por el momento no hemos tenido respuesta”. Hoy comienza el verano y desde el gremio no descartan, de no haber definición, pasar a una siguiente instancia: el paro.