Las malas condiciones meteorológicas registradas en la zona de búsqueda del ARA San Juan en el Atlántico Sur impidieron en las últimas horas que avanzara la investigación de un contacto detectado ayer a 814 metros de profundidad y de otros dos que se sumaron en las últimas horas, a 700 y 500 metros de profundidad.

En un nuevo parte, la Armada Argentina informó que “debido a las malas condiciones meteorológicas en el área de operaciones” no se pudo avanzar en esa tarea, y precisó que se registraban “vientos de 28 a 33 nudos, aumentando de 33 a 40 nudos”, es decir de hasta 74 kilómetros por hora, lo que provocaría olas de 3 metros de altura.

Al detallar los tres nuevos contactos detectados, el comunicado indicó que uno de ellos fue advertido por el ROV (vehículo operado remotamente) ruso “Panther Plus”, que se encuentra a bordo del ARA Islas Malvinas, a 814 metros de profundidad.

En tanto, los otros dos fueron detectados por el destructor ARA Sarandí, uno de ellos ubicado a 500 metros de profundidad y, el otro a 700 metros.

En este sentido, el informe de la Armada detalla que esos contactos “serán identificados cuando la meteorología permita operar los ROVs”.